El Barcelona de Quique Setién está en ablande. Tres partidos y primera derrota. Esta vez no hubo salvadores disfrazados de Antoine Griezmann o Lionel Messi, como ocurriera en los dos primeros encuentros. La derrota con Valencia por 2-0 fue categórica y el entrenador la asumió. “Hay cosas que no hemos entendido y quizás no nos hayamos explicado bien. Quizás necesitemos entender algunas cosas de mejor manera”, dijo el DT en declaraciones al canal oficial del club.