El periodista, una de las voces más respetadas de la prensa centroamericana, acusa al presidente nicaragüense de confiscar su medio de comunicación